POL

Warning: A non-numeric value encountered in /var/www/vhosts/virtualpol.com/pol.virtualpol.com/+/functions.php on line 397
224360 Dunkelzahn
+0

[Rueda de Prensa] Sobre el Nuevo Decreto de Actividad Empresarial

Ciudadanos de Pol:

Debido a las tensiones de hoy en La Plaza referentes al nuevo decreto de actividad empresarial, veo necesario explicar el porqué de este decreto, su funcionamiento y cómo creo yo desde el Gobierno que va a mejorar la economía de Pol.

Primero, decir que estamos viviendo en un oasis de bonanza económica. Las empresas están muy activas y es interesante ver esta cantidad de proyectos de tan altos vuelos. Eso se ha logrado gracias a tres cosas: El compromiso por parte de toda la ciudadanía de querer [em]dar valor a la moneda[/em], el apoyo tanto del Parlamento como del Ejecutivo a la iniciativa privada y el del Ejecutivo, que en la pasada legislatura adoptó una medida de probada eficacia para gestionar las empresas, los RTE.

Bien, los RTE no funcionan. No funcionan con la cantidad de empresas que tenemos, la burocracia los ahoga. Pero no es solo burocracia. Tampoco funcionan si realmente queremos dar un valor a la moneda y hacerla circular. Dos motivos: Primero, facilita demasiado que se tenga la cuenta empresarial como parking de activos para evadir impuestos. Segundo, a efectos prácticos, llega a paralizar la economía de las empresas a la espera de recibir beneficios y repartirlos entre los propietarios.

La idea tras este nuevo sistema es poder simplificar el funcionamiento de las empresas. Eso significa sacrificar parte del juego económico (publicación de balances y reparto de beneficios) en beneficio de la movilidad del saldo y la accesibilidad general del procedimiento.

El funcionamiento actual es el siguiente: Los empresarios ya no pueden sacar beneficios de las cuentas empresas, pero están obligados, junto a los trabajadores, a percibir un salario de estas. Este sueldo puede pagarse semanalmente (una transferencia semanal) o por actividad (una transferencia a cambio de un trabajo). Estas transferencias tienen un mínimo que cumplir, pero también existe un máximo diario que no puede superarse.

La idea es no facilitar el uso de la cuenta empresarial como "monedero exento de impuestos", ingresando donativos para luego sacarlos cuando el propietario los necesite. Se quiere hacer que la empresa sea fuente de salarios privados y de riqueza, en lugar de una simple manera de evadir impuestos. Si la empresa no puede pagar salarios, debe subir el precio de sus productos o reducir la carga salarial.

Sé que eso tira al traste diferentes aproximaciones a una Bolsa en Pol, donde los dueños de acciones de empresas polenses se dividen los beneficios, por lo que miraré que exista una manera de retirar tales beneficios. Seguramente estará solo disponible en empresas participadas por mas de 1 propietario, siguiendo el sistema explicado en el Decreto de la Bolsa Directa, pero se debe encontrar una fórmula que permita sacar saldo de estas cuentas empresariales sin estropear el objetivo de la reforma.

¿Alguna pregunta de la Prensa?

1     Orden: Fecha | Votos 2 mensajes en este hilo creado hace .
224360 Dunkelzahn
+1

#Gracias por aportar a este debate, @Lector. De todas formas, no comparto muchos puntos.

El RTE facilita el que se cree un parking de saldo exento de impuestos desde el momento en que se te da un mes de margen para dilucidar cómo balancear las cuentas para que el cómputo de beneficios sea 0 o incluso negativo. ¿Que tengo un beneficio de 100 :moneda:? Pago una subscripción al Imparcial o a Polcasts desde la cuenta del negocio y me lo pongo como gastos de empresa. O aumento mi sueldo justo antes de pasar cuentas con el Gobierno. O cualquier otra cosa para reducir los beneficios. O eso, o todo lo contrario: Se paraliza la actividad de la cuenta totalmente para reclamar los beneficios de la empresa.

Lo expuesto en el anterior párrafo son dos casos extremos, sí, pero son dos casos muy fáciles de llegar. Para nada son extremos imposibles. El RTE, para funcionar bien, requiere una implicación del Ejecutivo intrusiva y sostenida en el tiempo. Requeriría la aprobación de la mayoría de las transacciones, tanto entrantes como salientes. Requeriría un ejercicio contable activo por parte de las empresas o proactivo por parte del Gobierno. Cierto, establecer un salario mínimo y uno máximo a las empresas también se puede considerar intrusivo, pero como mínimo no fiscaliza todas sus acciones.

Otro problema de la aplicación del RTE es la imprevisibilidad y el largo plazo de recaudación por parte del Gobierno, cosa que dificulta enormemente el establecimiento de tasas y subvenciones, al no poder contar con qué saldo se te ingresará en la cuenta del Gobierno y, en todo caso, tener que esperar un mes para hacerlo.

No quiero desmerecer el trabajo de nadie, ni el de Lector, ni el de Kendel, ni el PaHSo en su conjunto. El RTE funcionaba con pocas empresas y poca actividad, porque apenas había movimiento y apenas se le daba valor a la moneda. Ahora mismo, el RTE creo que es una mala idea.

Estoy trabajando para diseñar una manera posible para que las empresas puedan sacar beneficios en este nuevo sistema y así mantener la posibilidad de crear un mercado bursátil y evitar crecimientos desmesurados de cuentas empresariales. Está siendo un poco mas difícil de lo que me temía, pero creo que lo podré tener hoy o mañana, a mas tardar.

224206 Lector
+0

#Si se me permite, no puedo sino comentar dos frases y hacer una reflexión:

- "Los RTE no funcionan [...] facilita demasiado que se tenga la cuenta empresarial como parking de activos para evadir impuestos"

Esto es radicalmente falso, porque los RTE prevén precisamente que no se haga eso, impidiendo la capitalización directa por parte del empresario, necesitando siempre el visto bueno del Gobierno. Igualmente, la retirada del dinero tiene que ser aprobada por el Gobierno, para evitar que se saque el dinero sin más. El problema de la evasión de impuestos es recurrente y el RTE, como sistema decano de VirtualPOL en el marco de gestión de la exención de impuestos a las cuentas empresariales, lo solucionaba satisfactoriamente.

- "Los RTE no funcionan [...] llega a paralizar la economía de las empresas a la espera de recibir beneficios y repartirlos entre los propietarios"

Tampoco es correcto. No paraliza absolutamente nada. Se podría decir, si acaso, que demora el cobro de beneficios, pero es que se supone que los empresarios y trabajadores no deberían depender económicamente de los beneficios, sino de sus salarios, y si se tratara de ampliar con dichos beneficios el capital de la empresa Así que esa demora no veo que pudiera causar ningún problema a nadie. Aunque reconozco que el modelo anterior no hacía el suficiente y necesario énfasis sobre ello.



Por último, la reflexión. Yo entiendo que en la simplificación está el éxito, y de hecho, como se puede comprobar en el programa que he presentado a las elecciones parlamentarias ( /foro/general/programa-electoral-al-parlamento ), precisamente defiendo que no se legisle a lo loco sobre temas que no resultan excesivamente prácticos para los ciudadanos, ya que no se van a utilizar en el día a día ni aportan jurídicamente un ineludible pilar de nuestra sociedad. Valoro enormemente el esfuerzo del Gobierno por instaurar el salario privado obligatorio, algo que el pasado Gobierno ya intentó con el salario mínimo, pero que no fue de aplicación por, lo he de reconocer, vagancia del Gobierno en asegurar ese extremo.

Pero yo creo que tampoco debemos simplificar excesivamente. No es que el sistema anterior de balances fuera contabilidad profesional (ni de risa, vamos), pero yo creo que es muy importante diferenciar entre salarios y beneficios, y creo que de hecho es interesante para las empresas poder tener la posibilidad que ofrecía el RTE de decidir si los beneficios pasan a ampliar el capital de la empresa, creando reservas, o si no es necesario que sea así, y se puede repartir entre los propietarios de la mismo o, incluso, entre sus trabajadores.

Y creo que es interesante porque, con el modelo actual, si consideras que el capital actual de la empresa es correcto y quisieras "repartir beneficios entre propietarios", o afinas mucho para igualar gastos e ingresos a través de los salarios, lo que te puede llevar a pequeñas pérdidas o a un aumento pequeño del capital de la empresa si calculas mal (no creo que ninguna de ambas situaciones pudiera llegar a ser traumática para el empresario, aunque sí algo molesta), o dejas que el capital de la empresa crezca sin control, creando, ahora sí, ese depósito de monedas que precisamente este nuevo sistema pretende combatir encarecidamente, que por la concepción del mismo irían quedando inservibles e inútiles, pues no hay procedimiento estandarizado para sacarlas ni como impuesto por el Estado ni como nada por el propietario. Además de que esto impide la, aunque pocas veces en la práctica del día a día de VirtualPOL utilizada, figura del dividendo y de reparto de beneficios entre los propietarios de la empresa.

Yo no veo cuál puede ser la solución para evitarnos el papeleo de las empresas y mantener eso, no creo que se pueda hacer completamente, de hecho. Quizás el Gobierno podría llevar automáticamente el RTE (esto es, sin que las empresas tuvieran que presentar declaraciones) y fuera comunicando empresa a empresa si puede retirar beneficios o no y qué cantidad, o si tiene algún problema contable grave, así como si se estableciera un porcentaje distinto a 0 del mismo qué cantidad tiene la empresa que pagar. Eso no quita, obviamente, que el Gobierno fuera a tener que hacer un enorme esfuerzo burocrático, pero yo opino que si para algo está la Administración, es para hacer papeles y cosas en principio aburridas. Estamos en un simulador político, qué caramba, y si pretendemos tener un país sin una buena, o al menos decente, Administración Pública, no sé qué queremos tener. Y si resulta que es demasiado trabajo para el Presidente, pues se puede contratar a un funcionario (o mejor, subcontratar a una empresa) el trabajo o parte de él.

De todas formas no puedo por menos que comentar que el mantenimiento de una empresa con este nuevo sistema también tiene sus inconvenientes directos, porque te exige llevar al día todo, especialmente el tema de transferencias a trabajadores y propietarios (y a uno mismo) y del cobro del CP, y tener una planificación mucho más exhaustiva que la que se llevaba a cabo anteriormente para poder compensar correctamente los ingresos y los gastos, ya que no puedes confiar en la existencia de un beneficio que pueda servir de contrapeso. Y no es que ninguna de esas cosas sea especialmente mala (de hecho alguna plantea especiales bondades), ni creo que sea un gran fastidio para nadie (al menos está más repartido en el tiempo que el RTE), pero para los ciudadanos medio-activos o los negocios esporádicos eso puede, quizás, llegar a ser una pequeña contrariedad.



En cualquier caso, esto es más que nada una reflexión interna mía, que espero que haya sido más o menos completa y coherente en conjunto, que no puedo sino compartir con vosotros, especialmente con @Dunkelzahn como Presidente, para intentar aportar algo en este debate. Reconozco que, por desgracia, soy una persona que si los cambios no los capitanea ella le cuesta amoldarse a nuevas realidades y entrar por aros por los que no esperaba tener que entrar. Además, que me quiten un sistema que, si bien para nada había ideado yo, sino que todos debemos tal reconocimiento al pato @kendel y al PaHSo, sí que representaba casi la totalidad de mi hacer durante mi mandato presidencial. Pero no creo que este sistema sea en general mejor o peor que el RTE en conjunto. Tiene, como todo, sus luces y sus sombras, y espero que prevalezcan las luces, aunque ruego al Gobierno y al resto de ciudadanos que intentemos siempre mejorar esas sombras según vayamos encontrándolas.

1

Para poder participar en esta conversacion has de registrar tu ciudadano

Más hilos

[Parlamento] Propuesta de modificación de la Ley de Educación, Contrato Organización Quiniela La Liga, [Parlamento] Propuesta de modificación de la LPJ, [Parlamento] 3ª Reforma Constitucional, Coronación de Chiribito I de Aufgürb, Rey de Pol., ¿Es que nadie va a defender el INEMPOL?, Comunicado, El Imparcial - Exclusiva de Anders, El Impuesto al Patrimonio es en mi opinión confiscatorio, #VotaAnders | Un nuevo Pol,