POL
224679 Eltomash
+0

[Miramar] Reunión de las Cortes de Miramar por el fallecimiento del Duque

[i]En la Ciudad del Mar luce un día radiante, el tono general del gentío es de tristeza, las banderolas negras de la Trideidad decoran los edificios, y las demás banderolas están izadas a media asta. En el edificio de las Cortes del Ducado; donde desde hace siglos se reúnen los tres tercios, comienzan a llegar los últimos invitados. Luce así:[/i]

[img]http://2.bp.blogspot.com/-PfGyypf6udg/TwiVeJDDwiI/AAAAAAAACm0/OsvUFfM0iW0/s1600/Francisco_Ricci_-_Auto_de_Fe_%25281683%2529.jpeg[/img]

Las Cortes están compuestas por tres tercios:

- El Duque.
- 33 hidalgos, clérigos y nobles menores: son el primer tercio, sobre el que recae la obligación de hacer justicia en el Ducado, interpretan la Ley y controlan su cumplimiento en cada uno de las comunas.
- 33 burgueses y banqueros: elegidos por el duque, toman las decisiones económicas y políticas, previa aprobación por el Duque.
- 33 campesinos (el tercio popular): que asisten de oyentes y opinan ante el Duque.

Esa mañana no estaba el Duque, por lo que habían sido invitados su Hijo, Eduardo Eltomash, su gentilhombre general de cámara, y su confesor. El Duque había dejado dispuesto que fuese su hijo el que presidiera [i]in tempore [/i] las Cortes, hasta que el Rey decidiese.

Eduardo tomó la palabra:

[quote]Hermanos:

He sabido que el Rey considera traer un extranjero al Ducado, para reemplazar a mi amado padre. He escrito a mi padrastro, el Marqués Theomore, para que interceda por nosotros ante su Majestad. Pero, hermanos, no tenemos nada claro.

Estamos hoy aquí para decidir como ducado qué hacemos respecto de la posibilidad de un Duque extranjero y qué imploramos al Rey.

Primero, hablará el Señor de Río Dulce, en representación del Primer Tercio[/quote]

Y un hombre barbudo se colocó en el centro de la sala. Tomo un cucurucho de papel para amplificar su voz y comenzó:

[quote]Hermanos:

El Primer Tercio no consentirá un Duque Extranjero, pues, tras la muerte de D. @LordSir , hijo legítimo del Duque, solo cabe que sea Eduardo nuestro señor.
No aceptaremos ninguna otra cosa.[/quote]

Los tres tercios aplauden efusivamente. Eduardo da paso al segundo tercio. El Banquero dueño del Banco Marítimo, en representación del segundo tercio, avanza:

[quote]Juré lealtad al Duque y a su familia. Juré lealtad al Rey.[/quote]

Se hizo el silencio en la sala.

[quote]Pero si tengo que elegir entre mi lealtad a mi Rey, y el amor a mi Duque, puede que la respuesta disguste en el maestrazgo.[/quote]

La sala palidece. Nadie dice nada, lo que acaba de decir D. Olio de Pergueda es casi una declaración de guerra, rebelión e insumisión, a lo que Eduardo, responde:

[quote]Mi buen amigo, comprendo vuestra congoja, pero el Rey es nuestro aliado, vela por nos, y aún no ha decidido nada. Serenaos, vuestro amor es indiscutible. Llamo al patrón de las minas de oro, para que hable por los campesinos y mineros[/quote]

Y un hombre vestido con harapos, pobre y musculoso habla fuerte sin cucurucho, habla con el alma:

[quote]Siento disentir con la nobleza, siento disentir con los burgueses. Pero esto no va a asi.

Demasiado tiempo olvidados por el Duque. Demasiado tiempo olvidados por el Rey, por ustedes. Nosotros y nuestros hijos, nuestros nietos inclusive, entran en las minas, extraen el oro con el que ustedes llevan sedas y joyas. Y ahora nos vienen a decir que un nuevo duque extranjero nos pedirá más oro para no sé qué corte extranjera y nacional.

Nos hemos cansado. Su Excelencia, Eduardo si me permitís, si queréis ser nuestro duque como veo que mastican el primer y segundo tercio, algo tiene que cambiar. Algo tiene que ser diferente para nos.

No queremos otro Duque explotador y tirano, si bien el Duque Eltomash no lo fue, tampoco le importamos demasiado.

Queremos un Duque del pueblo. Si el Rey o todos ustedes no nos dan eso, esto dejará de ser un Ducado y un Reino, y será una República.[/quote]

El primer y segundo tercio gritan:

[i]APRESADLE!!!!![/i]

Eduardo pide calma y reunirse privadamente con el buen hombre

 1      Orden: Fecha | Votos 1 mensajes en este hilo creado hace .
224516 Theomoro
+0

#[em]Corriendo, por no decir volando, se presentó ante Su Majestad Real uno de sus mensajeros con información de últisima hora desde el Ducado de Miramar. El Rey conversaba con sus consejeros sobre asuntos de Estado, que serían anunciados tan pronto como fuera posible, pues la ambición reformadora de Su Majestad no tenía descanso y mucho dejó sin hacer su predecesor, el Tudolor y Trastocada.[/em]

— Majestad —dijo el mensajero mientras hacía una reverencia— tráigole novedades del Ducado de Miramar, que sufre del más absoluto desgobierno.

— Cuénteme, mensajero —mientras se levantaba de su silla— pues precisamente nos encontramos discutiendo quién debiera suceder al fallecido D. Eltomash y vuestra información nos puede ser de gran interés.

— Se han celebrado en la Ciudad del Mar unas "cortes", mi señor. El Hijo del Duque, Eduardo Eltomash, ha presidido esta reunión en la que han discutido quién debiera ser el nuevo señor del Ducado. Lamentablemente, mi señor, se han oído proclamas algo rebeldes —tímidamente se expresó el mensajero— llamando a una potencial desobediencia.

— ¿Hijo legítimo o ilegítimo? —bromeó el Rey mientras el resto de consejeros se reían— Interesante, cuanto menos. A mi estas Cortes no me molestan mucho, sinceramente, pues no veo mal alguno en que nuestros territorios se administren ellos mismos. No obstante, cabe recordar que estas cortes deben lealtad a la Corona. Y que la Corona es la única que puede decidir quién es Duque y quién no.

— Cierto es, mi señor —dijo el mensajero.

— Transmítale al hijo, Don Eduardo Eltomash, lo siguiente, apreciado mensajero. La Corona no tolerará este tipo de proclamas y hará todo cuánto esté en su mano para garantizar la estabilidad de este nuestro Reyno. La Corona determinará quién será el Duque y los nobles, que nos han jurado lealtad, lo respetarán. No cabe otra posibilidad. Los Fueros que yo he dado son tajantes en cuánto a rebeliones y desobediencias se refiere. Y a Nos no nos temblará la mano —zanjó la cuestión el Rey.

— Mucho me temo que debemos acelerar el proceso para nombrar un nuevo Duque —expresó el Rey a sus consejeros— tráiganme papel y pluma, que debo proclamar una nueva Real Cédula.

— No será Duque extranjero, se lo aseguro —pensó para si mismo el Rey, molesto por los aspavientos revolucionarios de algunos nobles en Miramar.

[em]Y el mensajero, después de hacerle una reverencia nuevamente al Rey, se fue de la misma forma en la que llegó: corriendo. Y desapareció camino a Miramar, temeroso de la reacción de los nobles.[/em]

 1 

Para poder participar en esta conversacion has de registrar tu ciudadano

Más hilos

Convocatoria Elecciones a la 3a Legislatura del Parlamento del Reino, Mi modelo para POL. PRIMERA PARTE , El mundo se acaba el próximo 21 de junio... , [Subasta Pública] Subasta del tapiz por un periodo de 15 días, El Imparcial - La columna de Abascal, [Bahia] Descontrol y desencuentros en el Ducado de Bahia, Bahia - C Byzantium conoce la muerte de su padre, el duque de Bahia, TLDR Debate: El cártel de POL que humilla a Pablo Escobar, PolBank Cotizaciones 13 de julio, UNA PERSONA UN CARGO,