POL
224711 Alphavile
+1

ANIVERSARIO 10 AÑOS DEL 15M

[color=#000000][size=4][font="Encode Sans", sans-serif][b][color=inherit][size=3][b]1. Medios y redes sociales, el nuevo territorio de la política[/b][/size][/color][/b]. En estos últimos años hemos vivido una significativa transformación. Durante décadas anteriores se podía observar que los medios seguían la actividad política y su cobertura influía de vuelta en esa misma actividad. Este círculo se ha roto. La nueva política tiene en los medios su principal escenario de actuación. Los medios no es que reflejen la vida política. La realidad es que, ahora, esta se desarrolla dentro de los medios. Basta señalar un ejemplo enormemente significativo: los principales líderes políticos que han marcado estos años inician su carrera como participantes en tertulias televisivas. Pablo Iglesias, Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso, Albert Rivera o el propio Pedro Sánchez adquieren relevancia política en los platós de televisión. Las redes sociales se han convertido de forma prioritaria en la vía de comunicación dentro de las diferentes comunidades políticas.[/font][/size][/color]
[left][color=#000000][size=4][font="Encode Sans", sans-serif][b][color=inherit][size=3][b]2. La informalidad como etiqueta[/b][/size][/color][/b]. En julio de 2011, el entonces presidente del Congreso, José Bono, reprochó públicamente al ministro de Industria, Miguel Sebastián, por acudir al Parlamento sin corbata. Hoy, la anécdota suena a broma. Desde que Podemos transformó el espacio político, no ha vuelto a verse a un líder que acuda a un mitin encorbatado. Los jeans y la camisa blanca remangada se ha convertido en el uniforme oficial de un político en campaña, sea de izquierdas o de la derecha más conservadora. En enero de 2016, la entrada de los diputados y diputadas de Podemos rompió con los formalismos arraigados durante décadas. La imagen de Carolina Bescansa con su bebé en el escaño se convirtió en símbolo de este proceso. La formalidad ha quedado relegada a los espacios institucionales. Fuera de ellos, la búsqueda de la cotidianeidad y la normalización es la norma.[/font][/size][/color][/left]
[left][color=#000000][size=4][font="Encode Sans", sans-serif][b][color=inherit][size=3][b]3. La renovación como exigencia[/b][/size][/color][/b]. El 15M supuso la reivindicación de la necesidad de trazar una línea entre el pasado y el futuro. El impulso colectivo arrastró a la mayor parte de la sociedad a un imparable deseo de cambio a todos los niveles. El pasado se convirtió en paradigma del fracaso. La ilusión sólo aparecía si la mirada se fijaba en el futuro. Los partidos tradicionales se vieron obligados a seguir el camino marcado por el movimiento surgido en las plazas de toda España. Las fuerzas convencionales cayeron en una crisis de identidad. Solo han podido recuperarse en la medida en la que han asumido procesos de renovación internos frente a la resistencia de las estructuras asentadas en el poder hasta ese momento. Sin este impulso, por ejemplo, es imposible entender la llegada de Pedro Sánchez al PSOE o, incluso, la de Pablo Casado al PP.[/font][/size][/color][/left]
[left][color=#000000][size=4][font="Encode Sans", sans-serif][b][color=inherit][size=3][b]4. La antipolítica como emblema. [/b][/size][/color][/b]Ha sido curiosa la importancia creciente que la antipolítica ha tenido dentro de la política. El 15M supone un golpe frontal a un modelo político que había fracasado como representativo de los derechos de los ciudadanos. La nueva política significa, en realidad, la aniquilación de la política tradicional. El "no nos representan" tiene sus consecuencias. Los outsiders de la política se han revalorizado en todo el mundo como las principales nuevas figuras políticas, sean de la ideología que sean. El caso más significativo de este proceso quizá sea la figura de Donald Trump, que llega a presidir Estados Unidos con un discurso basado en destruir la casta política que, en su opinión, había corrompido Washington desde que Ronald Reagan abandonara el poder a finales de los ochenta.[/font][/size][/color][/left]
[left][color=#000000][size=4][font="Encode Sans", sans-serif][b][color=inherit][size=3][b]5. Populismo y polarización[/b][/size][/color][/b]. En todo el mundo, el concepto del populismo se extiende como referente en el mundo postmarxista. Figuras como la del filósofo argentino Ernesto Laclau sirven de referente ideológico para entender que el populismo implica la llegada real al poder de la voluntad popular. Sin embargo, el término ha sufrido un considerable deterioro con el transcurso del tiempo. El término "populismo" ha acabado por identificarse como la extensión de la demagogia, la falsedad, el oportunismo, la manipulación y la superficialidad. El lenguaje populista que se ha impuesto en el debate político implica el manifiesto intento de aprovecharse de la inocencia del pueblo para condicionar su juicio. En la práctica, las ideas y el discurso razonado han sido sustituidos por la difusión de mensajes emocionales que buscan despertar impulsos inmediatos basados en el miedo y alentadores de la confrontación y aniquilación del rival, transformado en enemigo. La polarización marca el debate público actual.[/font][/size][/color][/left]
[left][color=#000000][size=4][font="Encode Sans", sans-serif][b][color=inherit][size=3][b]6. La diversidad como exigencia[/b][/size][/color][/b]. El 15M y otros movimientos similares impulsan las reivindicaciones de minorías tradicionalmente castigadas por un modelo social homogeneizador y excluyente. El feminismo vive un proceso de incorporación a la agenda política imparable. Algo parecido ocurre con la quiebra de un sistema extremadamente homófobo que empieza a ser superado. La globalización también empieza a derribar barreras racistas que bloqueaban el acceso a la política de una sociedad multiétnica extendida en todo el mundo occidental. Hoy en día, es imposible entender grupos políticos que no asuman estos principios de forma abierta, aunque en ocasiones esconda una puro ejercicio de apariencia. Solo la ultraderecha se ha asentado frente a esta generalizada tendencia que le sirve como uno de sus principales soportes.[/font][/size][/color][/left]
[color=#000000][size=4][font="Encode Sans", sans-serif][b][color=inherit][size=3][b]7. Desideologización y volatilidad[/b][/size][/color][/b]. Una de las características iniciales más poderosas de los movimientos de protesta surgidos hace una década es su transversalidad. Las ideologías partidistas tradicionales pierden su sentido y el eje que se impone bascula entre lo nuevo frente a lo viejo. Los partidos pierden su sentido original y atraviesan una significativa crisis existencial. La desideologización aumenta su peso en la sociedad durante estos años. Uno de los efectos derivados de este fenómeno es el crecimiento de la volatilidad en el voto de los ciudadanos. En los últimos años, puede apreciarse en Europa y también en España unos vaivenes continuos en la aparición, evolución, transformación o desaparición de diferentes partidos políticos.  Buena parte de la ciudadanía asume sin complejo alguno el cambio de posición en los procesos electorales. A la vez, también se observa un crecimiento de la incertidumbre que se suele extender hasta los últimos días antes de ir a las urnas.  [/font][/size][/color]

 1      Orden: Fecha | Votos 2 mensajes en este hilo creado hace .
224711 Alphavile
+1

#[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Hace diez años, [/font][/size][/color][b][color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Pablo Gallego[/font][/size][/color][/b][color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif] era becario en el departamento de 'marketing' de BMW. Como es ya conocido, él y otros compañeros que hablaban por Facebook quedaron un día en el bar Casa Granada de Antón Martín para planear una manifestación que tendría lugar el domingo 15 de mayo. Esta concentración, a la que se acabaron sumando miles de personas, comenzó en Cibeles aquel día a las seis de la tarde y[/font][/size][/color][b][color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif] terminó en la Puerta del Sol a principios del mes de agosto[/font][/size][/color][/b][color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif] de 2011, que es cuando fueron expulsados los últimos 'indignados' de la plaza y la ciudad recuperó la normalidad.[/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Sí, todo esto sucedió, aunque ahora, diez años y cientos de horas de televisión más tarde, tendemos a recordar el 15-M como un fugaz cúmulo de manifestaciones, eslóganes contra la banca y los dos principales partidos, etcétera. ¿Pero [b]sucedió así realmente o es algo que hemos acabado homogeneizando[/b] entre los medios de comunicación y los partidos políticos hasta convertirlo en un cliché audiovisual?[/font][/size][/color]

[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]De empuñar micros a cambiar pañales[/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Entonces, Gallego tenía 23 años y el activismo como su principal obsesión, día y noche pensando cómo cambiar el mundo desde [b]Democracia Real Ya[/b], la plataforma que montaron 'ad hoc' para aquel evento. Hoy, sin embargo, este gaditano antepone a su familia o sus proyectos laborales –trabaja para un grupo de restauración– a cualquier otra ambición. "Este año [b]estáis llamando a tope otra vez[/b] y la verdad es que uno está ya oxidado, porque antes estaba todo el tiempo haciendo política, y ahora me dedico a mi carrera, a mi niña y poco más", explica a El Confidencial. "Ya no soy el estudiante que estaba cabreado con todo, también soy mucho menos idealista que entonces, aunque mantengo esa esperanza".[/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif][img=641x616]https://img-s-msn-com.akamaized.net/tenant/amp/entityid/BB1gKGTK.img?h=436&w=654&m=6&q=60&o=f&l=f&x=307&y=149[/img][color=#666666][size=4][color=#000000]© Proporcionado por El Confidencial[/color] Pablo Gallego, polo verde a la derecha, junto a otros impulsores del movimiento 15-M presenta un libro al respecto en julio de 2011. (EFE)[/size][/color]Pablo Gallego, polo verde a la derecha, junto a otros impulsores del movimiento 15-M presenta un libro al respecto en julio de 2011. (EFE)[/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Algo parecido le ha sucedido al resto de estandartes humanos del 15-M. Ramón Espinar, por entonces en [b]Juventud Sin Futuro[/b], la otra organización clave en el impulso del 15-M en Madrid, [url=https://twitter.com/RamonEspinar][color=#126d91]se define hoy en su Twitter como 'padre'[/color][/url] antes que cualquier otra cosa. Muchos otros tienen en sus perfiles de WhatsApp fotos de ellos mismos abrazando o dando la mano a sus retoños. Hace una década todos estos padres protectores eran los furiosos indignados que el poder político y económico observaba con tanto temor como incredulidad. [b]¿Qué les ha pasado en estos años? ¿Qué nos ha pasado al resto?[/b][/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Los periodistas llevamos toda la semana rastreando la Puerta del Sol y acosando a los protagonistas de entonces en busca de recuerdos. El décimo aniversario es una fecha señalada en las agendas informativas, pero si bajo los adoquines de París 1968 estaba la playa, bajo los de Sol lo único que parece encontrarse es una [b]arenilla nostálgica convenientemente acomodada[/b] en la era de la sobreinformación, viejos rostros de juventud y viejos himnos que vuelven a sonar. Un día más tarde serán olvidados de nuevo hasta, por lo menos, el 15º aniversario.[/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Ni 'Democracia Real Ya' ni 'Juventud Sin Futuro' existen a día de hoy[/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Hoy, 15 de mayo de 2021, hace más de [b]cuatro años que Juventud Sin Futuro se disolvió[/b], ¡Democracia Real Ya! se encuentra atomizada en varias páginas de Facebook o cuentas de Twitter –Gallego, Fabio Gándara y otros fundadores fueron [url=https://www.europapress.es/nacional/noticia-democracia-real-ya-expulsa-cinco-portavoces-mas-conocidos-crear-asociacion-nombre-20120504135327.html][color=#126d91]expulsados en 2012[/color][/url] al tratar de canalizar el movimiento formando una asociación– y la única página de entonces que subsiste con el mismo espíritu, [url=https://spanishrevolution.org/][color=#126d91]Spanish Revolution[/color][/url], lo hace desde la pequeña aldea ourensana de Paderne de Allariz.[/font][/size][/color]
[color=#333333][size=4][font="Segoe UI", "Segoe WP", Arial, sans-serif]Toda aquella energía concentrada en las plazas y calles parece haberse deshilvanado, pero los problemas que encendieron la llama del 15-M (precariedad laboral, paro juvenil, opacidad gubernamental...)[b] están igual que entonces, si no peor[/b].[/font][/size][/color]

201660 biol201
+0

#muy buen artículo, también me gustaría recordar que, aquí en VirtualPOL, se formó una asamblea virtual (fue el inicio del fin de la edad de oro del simulador).

 1 

Para poder participar en esta conversacion has de registrar tu ciudadano

Más hilos

Debate: La monarquía debe ser destruída, Minecraft - Cagada gorda, El Correo del Viento. Noticias de la Baronía de Altocampo, Gobierno reclamo tu atención, Funeral de su Excelencia D. Eltomash de Poniente y Bribón y Fredonia, Gobierno - Recordatorio a propietarios de chats privados, Nace PUM - El Partido Utilitarista Militar, Theomore, podría firmarme un autógrafo?, Liga de balonces POLbank Liga, Vuelve el ROL,